martes, 7 de febrero de 2017

6 meses

Ranita cumplió 6 meses el día 5 y su desarrollo es:

COMIDA: Hemos empezado oficialmente la alimentación complementaria! Por ahora, solo han sido un par de papillas de cereales sin gluten. La primera le encantó. Las siguientes tenemos que planearlas mejor, porque creo que no siempre está igual de receptiva. Creo que cuando está cansada o tiene mucha hambre, como su teta, nada. Esta semana empezaremos también con la fruta y poco a poco, a lo largo de este mes, iremos metiendo verduras y quizás el pollo, aunque creo que va a ser demasiado para un solo mes, así que sin prisa, ya iremos introduciéndoselo todo. Respecto al peso, pesa unos 7.250 o así (desnuda, en la consulta de niño sano, ha pesado 7 kilos 30 gramos) y mide 65 cm, así que sigue alrededor del percentil 40 tanto en altura como en peso.

SUEÑO: Hemos empezado la operación "desalojo". Llevábamos unos días muy complicados, en los que se dormía alrededor de las 9, pero solo era una siesta. A la hora o así, se despertaba, totalmente despierta, pero muerta de sueño, con lo que pasábamos las siguientes dos horas con ella en brazos, insoportable, incomodísima, y nosotros subiéndonos por las paredes, porque al colechar, hasta que no nos acostábamos nosotros, bueno, sobre todo yo, no se dormía. Así que el día que cumplió los 6 meses decidimos acostarlos a los dos a la vez, alrededor de las 9 y en el mismo cuarto. Por ahora (llevamos 2 noches) la cosa no pinta del todo mal. Al menos estos dos días, hemos conseguido que se duerman ambos a las 9 y cada uno en su cama/cuna. Ranita se despierta cada 45 minutos/1 hora, y reclama chupete o pecho para volverse a dormir, pero con más o menos trabajo, vuelve a dormirse en la cuna. A mitad de noche, cuando ya no puedo más, me la llevo a la cama y echamos el resto de la noche juntitas, pero al menos, quiero que se acostumbre a que a las 9 se acuesta con su hermano y en su cuna, para que al menos, podamos tener un par de horitas Mr. Sapo y yo para cenar y hablar un poco, aunque sea con 5 visitas al cuarto de los niños. Ya os iré contando cómo va la cosa! Sé que los primeros días van a ser durillos, pero a ver si vamos consiguiendo algo!!



ACTIVIDAD FÍSICA: Realmente, Ranita en este mes no hace nada nuevo, y sin embargo, se la nota muchísimo mayor. Ha perfeccionado sobre todo el sentarse, se queda sentada muchísimo tiempo y le encanta, porque le quedan las manos libres para explorar y se encuentra muy estable. También ha avanzado mucho en la manipulación de las cosas, balbucea mucho más, hace los lobitos o dice adiós cuando le da la gana, hace pedorretas...es decir, nada nuevo, pero más segura en todo y más ágil. En la cuna, se pone de pie agarrándose de los barrotes y si la coges de ambas manos, hace el intento de andar. Gatear no gatea aún ni parece que vaya a hacerlo pronto. Intenta ponerse a veces a 4 patas, pero con poco éxito por ahora, si no se le cae el culete, se le caen los brazos!   

OTROS: Sigue en huelga de porteo, así que porteamos poquito, pero algunas veces aguanta en la mochila, pero el carro le permite ver más y lo prefiere. Respecto al pelo, cada vez está más calva! Solo le queda un poco en el flequillo, pero por detrás y por los lados se le está cayendo un montón. También está empezando a mostrar su personalidad, y por ahora, parece mucho menos sociable que Renacuajo, como más tímida. Extraña a la gente, tiene mamitis, es más seria con los extraños... Sin embargo, con nosotros es muy simpática y risueña, sigue teniendo mucho genio pero también es tranquila y juguetona. A su hermano lo adora sobre todas las cosas y yo muero de amor viéndolos juntos!

Estos han sido los progresos de mi niña en su sexto mes de vida. Deseando experimentar cada avance y cada minuto de su desarrollo que están por venir!

lunes, 30 de enero de 2017

Resultado cariotipo Ranita


46XX Cariotipo femenino normal


Pero ya que he empezado por el final, volveré al principio:


Como la mayoría de vosotros sabréis, a las 13 o 14 semanas de embarazo, mi matrona me informó de que el riesgo para Síndrome de Down me había salido positivo en el triple screening o cribado del primer trimestre. Resultado: 1/190. En Genética nos ofrecieron una amniocentesis, que rechazamos por el riesgo que suponía y porque no íbamos a interrumpir el embarazo fuera cual fuera el resultado, así que seguimos adelante con la incertidumbre y muchos nervios. 

Cuando nació Ranita, la vieron varios pediatras en el hospital y todos coincidían: la niña no parecía tener SD, pero no podían asegurarlo. El fenotipo era compatible con la normalidad. Fin. Al llegar a casa, en las revisiones periódicas en el pediatra, la incertidumbre no hacía más que ir a más. Que si al verla he pensado que era SD pero ahora ya no; que si es que tiene los ojos muy pequeños y un poco oblicuos, que si saca la lengua demasiado, que si las líneas de la mano las tiene muy juntas, pero yo creo que no tiene nada, que si en caso de que tuviera SD, sería muy leve, porque de desarrollo va muy bien.... En fin, que si yo estaba un poco (mucho) paranoica con el tema, el pediatra no ha ayudado absolutamente nada. Y me terminó confesando en que aunque él la veía bien, tenía ciertas dudas. 

Así que el centro de salud nos derivó a Dismorfologías (departamento dedicado a alteraciones cromosómicas) y a Genética para un cariotipo y estudio en profundidad. Llevamos un año con la duda, con el "parece que no, pero y si...?". Es algo que me ha llegado a obsesionar en exceso, que creo que ha contribuido a que pierda 15 kilos desde el parto, a que no disfrute al 100% de mi niña, pero todo eso ya ha acabado. Tendrá los ojos un poco chinitos y oblicuos, tendrá el puente nasal casi inexistente, sacará la lengua más que otros bebés, quizás hasta tenga pliegue palmar único (aunque yo le veo 2 líneas, muy juntas, eso sí) pero un cariotipo no miente: por más síntomas y signos que se le busquen, RANITA NO TIENE SÍNDROME DE DOWN


Es más, no tiene ninguna otra trisomía ni anomalía grave. A ver, ya nos anunció el genetista que el análisis genético se realiza sobre ciertas metafases, lo que no asegura al 100% que no exista algún tipo de anomalía en mosaico en otras, pero es rizar el rizo de tal manera que no tiene ningún sentido, sobre todo, sin tener ningún retraso ni indicador de nada y aunque lo tuviera, sería un mosaicismo mínimo, porque no ha aparecido en ninguna de las metafases analizadas. Aunque bueno, para ser 100% sinceros, no le han hecho cariotipo completo, solo FISH, que es una técnica más rápida, pero en la que se ve claramente el número de cromosomas y según nos han dicho, no van a hacer nada más porque es totalmente innecesario. Ranita es cromosómicamente normal

Y ahora, por fin, un año después, ya sí que suelto todo el aire y respiro. Y la miro y sonrío. Porque la querría igual, porque la adoro y me hace muy feliz, pero saber que todo el mundo la va a ver como yo, sin lástima, sin mirarla diferente, sin ponerle más límites que los que ella misma se ponga, me alivia tremendamente. Tener un hijo con SD no es una desgracia y los niños con SD tienen muchas capacidades y sé que pueden ser muy felices y hacer muy felices a los que los rodean, pero me alegro de que Ranita tenga 46 cromosomas. No necesita nada más para ser muy especial para mí; para el resto, prefiero que sea normal. 

viernes, 27 de enero de 2017

Niños mutantes

No, esta entrada no trata del grupo de música rock de los 90. Trata de mis hijos, Renacuajo y Ranita, que mutan de repente y pasan de lindos y sonrientes angelitos a una suerte de monstruos incontrolables en cuestión de segundos. 


Sí, me han salido los dos con la misma cualidad. Renacuajo es una especie de Mr. Jekyll y Dr. Hyde. Según le pille el momento, puede ser el niño más simpático, divertido y obediente del mundo o un insufrible preadolescente respondón, llorica y desobediente, todo en cuestión de minutos. Tiene dos caras y nunca sabes cuál va a tocar. En general, sus cambios de personalidad van más por días, pero pueden darse en un mismo día también. Según me ha ido pareciendo estas últimas semanas, los días de mutación pueden preceder a un empeoramiento de salud (virus varios de la guarde) o coincidir también con un evento familiar (las navidades han sido de película gore!! :S). En esos momentos, todo es "NO", llora por cualquier cosa y no responde a razones. Sin embargo, cuando se le pasa la mutación, es un cielo. Es un niño simpátiquisimo (y no es porque sea su madre, es que ha heredado de mí la poca vergüenza y saluda a todo el mundo, hace amigos allá donde va...), quiere ser mayor y hace y dice cosas muy divertidas y adora a su hermana. Pero cuando muta, es desquiciante... 



Y mi amiga doña Ranita es un gremlin. Sí, señores. Mi hija es una muñeca adorable, tranquilona, divertida, con ganas de jugar siempre, hasta que, como a los gremlins con el agua, algo se le cruza en esa cabecita y torna en milésimas de segundo en una criatura endemoniada que solo sabe desgañitarse, arañar y patalear. Es como si le tocaran un botón. ON y OFF. Como viene, va y como va, viene. No se puede predecir ni he aprendido a evitarlo por ahora. Suele estar relacionado con sueño, pero no sé si es el causante siempre. Es lo que más le fastidia en el mundo, tener sueño y no dormir. Y por algo, cuando se da cuenta de que tiene sueño, en vez de cerrar los ojos plácidamente, decide que es mejor ponerse hecha un basilisco. Y cuesta el doble dormirla, porque la señorita no quiere brazos, no quiere cuna, no quiere cama, se ofusca y le cuesta horrores conciliar el sueño. En el carro en movimiento suele caer, pero no siempre es viable (estos días está haciendo mucho frío y lluvia y además, yo trabajo, o al menos lo intento, con lo que no puedo pasarme el día con ella de paseo). Cuando se despierta de esa siestecita reparadora, el gremlin se queda dormitando hasta la siguiente gota de agua, que nunca se sabe cuándo va a ser!


Y vuestros hijos. ¿tienen esos cambios tan brutales o suelen ser más estables? ¿Cómo hacéis frente a esos arranques? ¿Algún consejo? 

lunes, 9 de enero de 2017

5 meses

Ranita cumplió 5 meses el día 5 y estos son sus progresos por ahora:

COMIDA: Ranita sigue con LME, aunque ha chuperreteado algunas cosillas, como alguna fruta y patata cocida. Por ahora, parece que sus preferidas son la mandarina y la pera! No le hemos dado ninguna papilla ni realmente hemos empezado con la alimentación complementaria, simplemente ha sido un acercamiento a distintos sabores y texturas. Esperaremos a los 6 meses para empezar de verdad con la AC.  Respecto a las tomas, siguen siendo cortitas pero frecuentes. De peso, pesa unos 6.750 o así (no la he pesado desde hace unos días) y mide 63 cm, así que sigue alrededor del percentil 40 tanto en altura como en peso.

SUEÑO: Sigue igual: colechamos y se despierta varias veces, dependiendo de la noche más o menos, para comer y luego se vuelve a dormir. En general, no se suele desvelar ni dar noches malas, pero tirones de sueño muy largos tampoco me deja (aunque su padre, que se encarga de Renacuajo, duerme aún peor!!! Ainss!)

ACTIVIDAD FÍSICA: El día que Ranita cumplió los 5 meses lo celebró girándose por primera vez ella solita con mucha soltura. Llevaba semanas haciéndolo con una mínima ayuda, pero ya lo hace sin ayuda ninguna y cada vez con más rapidez y facilidad. Se gira de tumbada de espaldas a boca abajo, para el otro lado aún no le sale. También se queda sentada ya periodos bastante largos, aunque aún pierde el equilibrio si se desconcentra! Boca abajo le encanta estar y aguanta muchísimo rato, sobre todo, si está su hermano jugando por allí, se entretiene mucho con él. Intenta reptar y gira sobre su tripa, así que el nivel de peligrosidad de la criatura ha aumentado tremendamente! Ahora tenemos que tener mucho cuidado con dónde la dejamos, porque en un segundo, se da la vuelta y empieza a girar y cambia totalmente de sitio. Cada vez manipula mejor los objetos, los mira, gira, cambia de mano y para la boca! Ah, y también se ha descubierto los pies, que puede parecer una tontería, pero es un gran hito! :)

OTROS: Estos días hemos estrenado una nueva mochila de porteo, la Boba, que muy amablemente nos han prestado! Ya hablaré de ella en detalle en otro post, pero estamos muy contentos todos con ella. El carro le sigue gustando, aunque a veces, haga todo lo posible por salirse de él! Y este último mes ha tenido días en que se ha mostrado un poco reticente con las caras nuevas, pero después de 3 semanas de locura familiar, creo que se le ha pasado.


Esto ha sido lo que ha dado de sí este mes de mi Ranita preciosa.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

4 meses

Ranita acaba de cumplir sus primeros 4 meses de vida y decir que se me han pasado volando sería repetirme más que el ajo, así que no lo diré!! ;)

COMIDA: Ranita sigue con LME y por ahora, y a no ser que el pediatra nos dé poderosas razones para hacerlo, Mr. Sapo y yo hemos decidido no introducir la alimentación complementaria hasta los 6 meses. Con Renacuajo, empezamos con fruta y cereales con 4 meses porque era pequeño y dormía mal, pero ni engordó ni mejoró el sueño, así que en esta ocasión, vamos a hacerle caso a la OMS y dejar a Ranita con su teta y nada más otro par de meses. Eso sí, no sé si aguantaré los dos meses enteros sin darle algún trozo de algo que estemos comiendo para que lo vaya probando, en plan BLW, ya lo iré viendo, pero introducir frutas, verduras o cereales en sí, en plan papilla o biberón, no. Respecto a las tomas de Ranita, sigue haciendo bastante a lo largo del día...y de la noche! :(, pero son tomas extremadamente cortas. A veces, en 3 o 4 minutos ha terminado, con lo cual, no me importa tampoco y me resulta bastante cómodo. Respecto al peso, pesa 6.180 y mide 61 cm, así que por debajo del percentil 50 de ambas cosas. 

SUEÑO: O Ranita no duerme mal o después de Renacuajo, todo me parece bien en este tema! El caso es que como colechamos, los despertares que tiene Ranita son muy breves, ya que la enchufo sin más, sin mirar el reloj ni ponernos límites y así descansamos los 3. Pese a ello, se despierta varias veces en la noche, algunas noches, sé que bastantes, pero como yo casi ni me despierto, por la mañana no suelo saber cuántas veces han sido, a no ser que la noche haya sido especialmente mala. No os voy a engañar. descansaría mucho mejor (y mi vida afectiva sería mucho más agradable) si mi bebé durmiera en su cunita toda la noche, pero no me merece la pena pelearme con ella durante noches y noches a ver si lo conseguimos. Colechando dormimos los 3. Punto. Eso sí, es colecho puro y duro, la niña en una cama de 1,50 entre dos adultos...si fuera cuna colecho, no me planteaba cambiar hasta que la cría llegara a la universidad!! :p

ACTIVIDAD FÍSICA: Aunque Renacuajo era (y es) un portento en todo lo físico, Ranita va progresando adecuadamente a la edad que tiene, creo yo, aunque va más lenta que Renacuajo en casi todo lo físico. En general, es más tranquilona, pero tiene tirones de maduración de pronto. Se pasa días en que no le notas apenas diferencia y de pronto un día, empieza a hacer un montón de cosas nuevas y se le nota mayor. A sus 4 meses, le gusta mucho estar boca abajo y levanta perfectamente la cabeza y pecho apoyándose en las manos. También patalea un montón y hasta intenta reptar, sin éxito alguno, obviamente! Girarse aún no se gira, pero estos últimos días lo está intentando mucho más. Aún le hace falta un poco de ayuda, pero ya colabora ella con los brazos y cabeza para darse la vuelta de boca arriba a boca abajo (es raro, sí, normalmente es al revés primero, pero ella al revés no muestra ningún interés). Tiene mucha fuerza en las piernas y le encanta intentar ponerse de pie. También agarra ya con bastante soltura los juguetes que se le ofrecen e intenta cogerlos a una cierta distancia "lanzando" sus manos hacia el objeto en cuestión y se lo lleva a la boca inmediatamente. 

OTROS: Ranita es un personaje, lo mismo se ríe a carcajadas, que grita a pulmón, que llora desconsoladamente con lágrimas de cocodrilo. La señorita muestra mucho carácter y es una escandalosa. Siempre la comparo con un perro grande, de apariencia, tranquila y calmada, pero en un segundo, si quiere ladrar y morder, se convierte en una fiera! Pese a ser tranquila, es muy exigente y le encanta estar en brazos. Respecto al porteo, estamos un poco en huelga, entre otras cosas, porque está empezando a gustarle mucho el carro (eso sí, sin capazo, en el asiento del coche). Ya sé que no es lo recomendable, pero en el capazo no aguanta ni de aquí a la esquina, se enfada y le cuesta horrores dormirse y en el grupo 0, puede pasear durante horas y se duerme en segundos. Paralelamente, el fular solo le gusta últimamente si está dormida, así que a veces, vas por la calle y se despierta y terminas con ella en brazos y el fular de adorno cual collar. Así que hemos vuelto un poco al principio, fular y carro para salir.  

Esos son por ahora los progresos de mi Ranita linda a sus 4 meses. 

martes, 29 de noviembre de 2016

Celos entre hermanos

Creo que de una forma u otra, todos los niños acusan la llegada de un hermano o hermana, al menos, al principio. Aunque se puede trabajar el asunto desde el embarazo, es difícil predecir cómo se comportará el hermano mayor cuando lo sea, cómo recibirá al bebé y cuál será su comportamiento. 

En nuestro caso, durante el embarazo, intentamos informar al Renacuajo sobre todo de qué iba a pasar, contándole que dentro de la tripa de mamá había un bebé que no iba a estar siempre allí dentro; que un día, mamá se iría al hospital y volvería con un bebé pequeñito que se quedaría para siempre. Dependiendo de la edad del mayor, supongo que los trucos y estrategias irán cambiando, pero en nuestro caso, con casi 2 años y medio, no estábamos 100% seguros de si lo entendía realmente o no. Cuando llegó Ranita, nos dimos cuenta de que Renacuajo lo había entendido perfectamente, sabía que yo había ido al hospital y que ya no había tripa, sino un bebé que se iba a quedar en casa. Nunca nos pidió que lo devolviéramos (que lo he oído en otros casos) ni concibe su vida desde el primer día sin su hermanita, pero de ahí a un amor incondicional y sin celos, hay un trecho.

La relación entre mis hijos creo que es bastante buena. Ranita adora a Renacuajo. Cualquier cosa que le haga o diga le hace soltar una carcajada de oreja a oreja. Consigue hacerla dejar de llorar y es su segunda persona preferida (una mamá lactante es mucha mamá a estas alturas!!! ;p). Y como ella no ha conocido otra vida sin hermano, supongo que le será más fácil en el futuro, aunque tampoco puedo predecir si tendrá celos de Renacuajo o no. Respecto a Renacuajo, también quiere mucho a Ranita, siempre pregunta por ella y la echa de menos cuando no está, pero cuando está, tampoco le suele hacer mucho caso. A ratos, quiere cogerla (con el consiguiente peligro) o que haga cosas con él, pero en general, la encuentra un poco aburrida! Lo que está haciendo últimamente es decir que la hermana quiere hacer ciertas cosas porque él quiere que las haga. Por ejemplo: "Mamá, la hermanita quiere sentarse aquí con yo." o "La hermana quiere saltar en los charcos de barro de Peppa Pig" (es decir, en su cama). 

Conmigo, no muestra demasiados celos, no me pide cosas que sabe que no puedo hacer cuando estoy con Ranita (como por ejemplo, cogerlo en brazos), no pide que deje a la hermana para prestarle atención a él ni se enfada si le digo alguna vez que no puedo porque estoy con ella. Sin embargo, hay ciertas personas que son para él, y no las comparte. Creo que asume que su mamá tiene que estar con el bebé, pero el resto, ¡no! Por ejemplo, no le gusta nada que la cojan las abuelas, cuando la cogen, se busca la forma de llamar la atención: "Agüelaaaa, yo estoy aquíiiii, Agüelita, te mienes a jubar a mi cuarto con yo? Un poquito por favor??

En general. creo que mi Renacuajete está gestionando muy bien la llegada de la hermana. Me encanta ver cómo interaccionan y que se quieren. De todas formas, ya me han advertido de que no puedo cantar victoria todavía, que a veces, los celos surgen más adelante, cuando el bebé empieza a hacer más cosas y a reclamar más atención, así que seguiré pendiente!

Y vosotras, cómo gestionáis la relación entre vuestros hijos? ¿Se tienen celos? Y a las que aún tenéis solo uno, ¿cómo imagináis la llegada del segundo? ¿Tenéis pensadas algunas estrategias para hacer el tema más llevadero?

lunes, 7 de noviembre de 2016

Mi bimaternidad

Siempre supe que tener 2 hijos tenía que ser difícil, pero realmente, no creía que fuera a serlo por los motivos que lo está siendo. Pensé que sería muy cansado, que lo es, y muy gratificante, que también lo es, pero ahora que tengo 2 hijos, puedo decir que lo que más me está costando es no poder darles a ambos la atención que requieren y necesitan. Creo que nunca he sido una madre hiperprotectora, pero me está costando mucho. Se me parte el corazón cada vez que estoy con Renacuajo consolándolo por cualquier cosa y Ranita empieza a llorar desconsoladamente y le digo a Renacuajo que me tengo que ir a por la hermanita y me dice: ¡pero es que yo también estoy llorando!! :( Y tiene toda la razón :(

Supongo que es inevitable y probablemente, hasta beneficioso, no poder darle a tus hijos una atención totalmente personalizada, que aprenden a compartir, a ser pacientes, a esperar, pero me sobrepasa muchas veces y me cuesta mucho trabajo. Normalmente, voy dando prioridad a cada uno cuando la tiene y me apaño, pero hay momentos en los que es muy difícil, sobre todo, cuando Renacuajo me necesita (berrinche, caída, desastre doméstico, enfermedad...), porque Ranita no espera (obvio, es un bebé, la pobre no entiende eso de "ahora le toca a tu hermano, espera 5 minutos"). Eso es lo que más me cuesta, mucho más que el cansancio físico, que la preocupación multiplicada por dos, que la cordura dividida hasta su mínima expresión, que la aniquilación completa y absoluta de mi persona (y mi pareja) durante unos (interminables) meses. Pero sobrevivo. 

Y sobrevivo. sobre todo, por tres motivos principales:
  • El primero y más importante, sin dudarlo: MR. SAPO. No sé qué haría sin él. Pienso muchas veces en las madres/padres solteros y no sé cómo lo hacen. Mi reconocimiento desde aquí. Pero pienso que sin la inestimable colaboración de Mr. Sapo, ya hace tiempo que habría perdido la poca cordura que me queda. Gracias a él, puedo dedicarle atención a mis dos hijos de forma individual y hasta tener pequeños ratitos para mí cuando él está en casa. No concibo la maternidad de otra forma; en casa, los niños son de los dos y juntos, somos un equipo, pero separados, somos capaces de encargarnos sin problemas de ellos (lo de la lactancia materna es lo único que Mr. Sapo aún no ha perfeccionado! ;)

  • El porteo. Gracias al fular, tengo las dos manos libres y a una Ranita frita que me dejan dedicarme a Renacuajo cuando estoy sola con los dos. Podemos jugar, pintar, leer un libro, pasear, ir al parque...dejarle al pobre de Renacuajo que se vuelva a sentir hijo único, centro de mi vida, durante unas horas. Cuando está Mr. Sapo con nosotros, a veces, se queda él con Ranita y yo disfruto con Renacuajo, pero si papá está en casa, Renacuajo prefiere compartir tiempo y atenciones con la hermanita a quedarse sin su papá, así que solemos estar en familia los 4.

  • La guardería: porque Ranita también merece atención, y con Renacuajo alrededor, siempre tiene que compartir, nunca tengo tiempo a dedicarme a ella en exclusiva, sé que es lo que toca por ser la segunda, pero si puedo darle a ella también sus ratitos de atención, pues mucho mejor, así que las mañanas son para nosotras, para poder jugar en la cama, tumbarnos en la mantita de juegos, intentar coger el sonajero, pasear...para que Ranita también experimente un poco la sensación de amor y cariño de su madre en exclusividad, como si fuera el primer bebé, no siempre teniendo que compartir a su mamá!

Así es como sobrevivo, si no fuera por estas tres cosas , mi bimaternidad sería muy diferente y probablemente , estaría aún menos cuerda! Y hoy, dos de esas tres cosas me faltan: Mr Sapo tiene un día intensivo en el trabajo y Renacuajo no ha ido a la guarde porque se está recuperando de otra bronquitis , así que espero que el porteo sea nuestra solución mágica hoy, porque si no, creo que será mi fin y este será mi última entrada! ! Jajaja ;p