viernes, 15 de mayo de 2015

Explosión dental y borracheras

Y diréis vosotros, ¿en qué se parece la dentición infantil a una borrachera? Os lo explicaré:

Hasta hace un par de semanas, mi renacuajillo tenía 6 dientes (4 incisivos arriba y 2 abajo). Le salieron todos entre principios de diciembre y mediados de enero, ya os conté que tuvimos ahí una racha regulera. Pues bueno, en poco menos de 2 semanas, le han salido otros 6! Ha duplicado su número de dientes y ahora tiene 12, más de la mitad de los dientes de leche. Además, 4 de ellos han sido los premolares, que son mucho más grandes y supongo dolorosos que los incisivos.

Como os podéis imaginar, han sido dos semanas durillas. No sé si por la dentición o no, pese a que todo indica que sí, la operación ovejita se ha ido al traste y no dormimos ni dos horas seguidas ninguna noche, ha tenido bronquiolitis (con visita a urgencias y todo), otitis, vómitos, tripa suelta, mal humor... La verdad es que no levantamos cabeza, el pobre mío no sale de una y entra en otra, y además, se le nota que quiere morder todo el rato con mucha desesperación...pobre! La pediatra nos ha mandado un tratamiento de mantenimiento a largo plazo (2 meses) a ver si conseguimos recuperar defensas y estabilizarlo un poco en lo respiratorio, porque ya eran muchas veces seguidas.

Pese a todo, los niños tienen una capacidad de recuperación asombrosa, en un determinado momento están fatal y en 24 horas, como una rosa, pero según van pasando los años, esto no sucede así. Mr. Sapo y yo tenemos peor cara que un domingo por la mañana después de una marcha descomunal cuando estábamos en la universidad. Es como una mega-resaca que no se va nunca, a veces lo comparo con una celda de aislamiento de esas que salen en las películas en las que te ponen música mientras duermes para que te despiertes cada x tiempo y no sabes nunca si es de día o de noche. Pues así vamos!!

Pero es que como en una resaca, dices "¡Es la última vez que lo hago!" y luego, en cuanto se te olvida, vuelves a repetir. En cuanto ves a tu hijo feliz, jugando, riéndose, correteando, te da un chute de energía y felicidad que te da fuerzas para tirar p´alante y hasta para querer un segundo! Si no, no habría cuerpo humano que lo aguantara. Y también entiendo que como en las borracheras, los años van pesando, así que entiendo a las madres jóvenes, porque cada vez cuesta más recuperarse. Últimamente, la gente me pregunta si estoy más delgada, y no, realmente no lo estoy, pero tengo taaaan mala cara que lo parece! Siempre respondo: más delgada parezco, pero no en plan esbelta, sino en plan demacrada!! Pero bueno, al menos parece que la operación bikini va adelante!! jajajaja, el que no se consuela es porque no quiere! Así que venga, recién salida de un "after", a ponerse a trabajar!!! ;P Qué subidoooooón!!! :p


14 comentarios:

  1. Vaya semanitas! es que lo de los dientes duele muchísimo... y no hay nada para que no les duela tanto? Bueno mi marido ayer precisamente me decia:
    -Cari, me han contado los del trabajo un truco para que no les duelan los dientes al nacer...
    -Dime
    -Es muy fácil, untar vino en tu dedo y pasarlo por las encías

    Me quedé fliping! le dije que eso no lo haríamos ni de coña! pero es que no es la primera cosa extraña/remedio que me cuenta que le cuentan a el lo del trabajo...jaja, lo que si que me acuerdo que mi hermana le daba una cosa pero no me acuerdo el nombre.

    Mucho ánimo!! piensa que esta situacion no va a durar eternamente, yo creo que será mi consuelo para cuando no duerma jeje, pero no sé si funcionará.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, me parto con lo de tu marido!!! Dile que en vez de untárselo, se lo dais directamente y a dormir la mona!!! ajajajaj!

      Yo las primeras veces le eché una cremita para las encías que no recuerdo cómo se llama, pero no creo que haga mucho efecto. Ahora lo que hago cuando lo veo muy penoso es darle un chute de paracetamol y cruzar los dedos para que pase pronto. Es algo que tiene que pasar y ya está, no hay mucho más que se pueda hacer, así que simplemente hay que aguantar el tirón! Y sé que no va a durar eternamente, pero como siga así la cosa, yo no voy a durar mucho más!!! jaajajaj! Qué exagerada ;p

      Y bueno, cuando pase, pues será otra cosa, los berrinches o yo que sé! Esto de la maternidad es así, vas pasando etapas mejores, rachas peores, pero ya verás que pese a todo, aunque te caigas del sueño, serás feliz como nunca imaginaste que se pudiera ser! (uy, qué moña me ha quedado!!! será el vino en las encías!! :p)

      Un besote gigante!

      Eliminar
    2. Hola chicas, de casualidad he entrado y he leído esta entrada... no se si os servirá o llego tarde, pero soy dentista y estoy bastante relacionada con el campo de la odontopediatría.... lo del vino, mejor que no... pero sí que va bien, a parte del paracetamol, hacer manzanilla, y cuando está tibia, sin añadirle azúcar, mojar una gasa y frotarle con ella las encías. Les alivia mucho, es antiinflamatorio natural.... igual que cuando te duele el estómago te lo tomas... A todas las amigas con niños que se lo he dicho les ha ido fenomenal... eso sí, sin azúcar!!!

      Saludos y ánimo!! Clara

      Eliminar
    3. Hola Clara! Pues gracias por tu consejo! Nosotros ahora estamos en etapa de reposo de nuevo, no le ha vuelto a salir ninguno ni le noto molestias, así que tocará una etapa tranquila hasta que vuelvan a salirle los siguientes, pero aplicaré tu consejo, mil gracias!

      Eliminar
    4. Miles de nadas! Suele ser mano de santo. y otra cosa, cepillarles los dientes desde que aparecen en la boca, aunque solo sean los incisivos! Y aunque creáis que solo toman leche o líquidos... Hay muuuuchas caries de aparición temprana que crean estragos!! Cepillo con agua y sin pasta hasta que no tengan 5-6 años y sepan que no se la tienen que tragar...
      Os leo desde hace tiempo aunque no escribo... Yo también peleo contra la infertilidad desde hace dos años....

      Un abrazo. Clara

      Eliminar
    5. No pierdas la esperanza y sigue luchando, la infertilidad es un camino duro y pesado, pero la recompensa merece la pena. Yo sí que le cepillo los dientes, bueno, más bien, él se mete el cepillo y lo mordisquea, pero algo hará seguro! Al menos, crear el hábito. Un besito y síguete pasando por aquí cuando quieras!

      Eliminar
  2. Ya te dije que la mayor ventaja es no salir de casa! Jajajaja los dientes chiquilla.... que mal lo pasan, a pichón le tocan los premolares y miedo me da... miedo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y evitarte el dolor de pies!! ;) Ánimo con los premolares, a ver si a Pichón no le molestan tanto, si es que es increíble como en unas bocas tan pequeñas caben unas muelas tan enormes!!! :o

      Eliminar
  3. Dientes,dientes... Como t entiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda que no me entiendes bien!!! Ánimo, chiqui!

      Eliminar
  4. Aaiisss... Malditos dientes... Así tengo yo a bollito, que en una de estas se me queda sin dedo de tanto morderlo.... Y también con mocos, diarrea... Aún así no puedo quejarme del todo porque pasamos noches estándar ;-)

    En estos casos sólo queda mandar muchos ánimos, porque salir, los dientes tienen que salir con las consiguientes molestias, así que con apiretal en una mano y un saco de paciencia en la otra hay que aguantar el chaparrón!

    Un besazo muy gordo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo eso hago, apiretal y paciencia!! Es que no hay más! Mucho ánimo y al menos, ya que puedes, descansa por las noches! Un besote grande!

      Eliminar
  5. Es que somos mas duras de lo que nos pensamos! Un dia detras de otro y siempre con una sonrisa, que se le va a hace...
    Mi ratilla aún no tiene dientes, ya te contaré que tal lo pasamos.
    Un beso enorme campeona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo el día que di a luz me di cuenta de lo fuerte que era, sé que puedo con esto y con mucho más! Soy una leona! Olé yo!!! jejejej!
      Ánimo con la dentición de tu chiquitina, hay niños que ni se enteran, a ver si tenéis esa suerte! Un beso gordo para vosotras también!

      Eliminar